Federico Fellini: El Autor del Relato Moderno – 3a. Parte

En general, el cineasta pretende equiparar su sentimiento por la obra (nostalgia, afecto, tristeza, etc.), con la lectura inconsciente de ella por parte del espectador.  En estos términos, Fellini triunfa, ya que no nos instiga a ver de determinada forma su obra, sino que cada espectador tiene la libertad de apropiarse de ella a su manera:

“La obra es pensada entonces como abierta (Umberto Eco, Obra abierta), o tiene un lector modelo capaz de múltiples interpretaciones (Umberto Eco, Lector in fábula).”

(Julio Cesar Morán, FaHCE Memoria Académica, pp. 71-79)

Esto concuerda con la aversión de Fellini a establecer normativas en su obra: prefiere forjar su cine como un lenguaje de libre interpretación.  De ahí el genio de su obra y la gama tan diversa de temas que aborda en base al subconsciente.  En la película Entrevista, nos dice que prácticamente ésta se hizo sola, que incluso el director mismo era prescindible.  De esta visión y postura del autor se alcanza un nivel óptimo de la narración gráfica, audiovisual, en la que el cine es una ventana a los sueños y a la memoria, a la nostalgia de los recuerdos de la niñez y a la subjetividad de los sentimientos humanos:

Quizás el film es un poco esto: el trabajo hecho con la habilidad y ligereza de los prestidigitadores”.

 (El Viaje a Tulum: Ligereza, p. 20)

En estos términos, el cine es un instrumento capaz de transmitir mensajes y sentimientos, teniendo en cuenta que las herramientas que se deben utilizar transmitan efectivamente un mensaje al subconsciente del lector; ésta es la razón por la que el lenguaje onírico es tan eficaz en el cine, y los cineastas que experimentan con éste, son bien recibidos por la audiencia.

Pier Paolo Pasolini escribió al respecto del lenguaje cinematográfico:

“El instrumento lingüístico sobre el cual se funda el cine, es entonces de tipo irracional: y esto explica la profunda cualidad onírica del cine, y también su absoluta e imprescindible concreción, digamos, objetual”.

(Cinema, el cine como semiología de la realidad, p. 11)

Pasolini trabajó directamente con Fellini, y es un director que alcanza grandes logros con el simbolismo y la analogía visual en sus cintas.

Así como él, hay muchos cineastas que han heredado el estilo cuasi- felliniano para contar sus historias, sin ser burdas copias de éste; como ellos mismos han destacado en entrevistas, le deben mucho al soñador de Rimini. David Lynch, que en su obra los sueños y los moods etéreos son figuras muy importantes en su narrativa, cargada de ideas para comunicar mensajes cifrados. Emir Kusturica, el cual es llamado “el Fellini de los Balcanes”, con un estilo muy parecido, y que utiliza sutilmente el elemento metafísico como un recurso, más que una base, para la narrativa.  Kusturica rinde tributo en sus cintas a Fellini, principalmente en Tiempo de gitanos, donde hay referencias directas a Amarcord (especialmente en la complejidad de las escenas que muestran varios sucesos en una sola toma, como los festines familiares; o en el absurdo al utilizar un narrador lunático que habla directamente a la cámara, o a un personaje que hipnotiza a un pavo).  Terry Gilliam ha demostrado también que Fellini es una influencia importante en su obra, a la que define como un diario abierto del director, no por el supuesto carácter autobiográfico sino por la asimilación de alegorías y simbolismos en ella.  En una entrevista a la BBC2 habla sobre como una película que refleja todo el trabajo de un director y como la máxima verdad de la realización fílmica:

“Creatividad es de lo que realmente se trata. […]Es acerca del proceso de hacer algo y estar al tanto de que no sabes cómo hacerlo, y todo el mundo espera que tengas una solución a la mano. […] Verdaderamente es como si [el director] hiciera malabares, mientras su vida completa se derrumba, y él recordara ciertos fragmentos de ella; y el hecho de que el filme,entonces, trascienda en esos momentos a través de su vida, de sus sueños, de su relación con sus padres, de todo, es lo que lo vuelve maravilloso. [El director] utiliza esto, utiliza el pasado, el presente y el futuro y utiliza los sueños.”

(BBC2’s Close Up, entrevista radiofónica, 1995)

Su influencia seguramente seguirá mostrándose a la futura generación de cineastas, y a los teóricos y críticos, ya que aún mucho que tratar sobre su obra. Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s