Noches de estudio


Tenía mucho tiempo sin estudiar concienzudamente, esa clase de estudio que enfoca todos tus sentidos en el, recuerdo mis días de universidad, desvelos por hacer trabajos, resúmenes y ensayos ó descifrando un libro para después explicarlo. Estos días me he sentido un poco de esa manera, estudiando para un examen de admisión, que puede cambiar el curso de mi vida; recuerdo que mi primer y único sueño lúcido fue después de una jornada ardua de estudio, no sabría explicar bien el fenómeno, pero supongo que es por estar mas receptivo. La noche es solitaria cuando uno estudia, pero precisamente es el ambiente idóneo para ello, lejos de distracciones y ruidos. Me toco quedarme en mi oficina con la confianza de avanzar mas que en mi casa, donde hay muchas distracciones y no aprovecho el tiempo igual, aun así no fue solo silencio, pude escuchar los ruidos de mi oficina que en el día son imperceptibles, como si esta estuviera viva y quisiera comunicarse sin palabras; ayer lo viví, ya antes me había quedado hasta altas horas de la noche, pero siempre por ajustados tiempos de entrega y nunca había estado receptivo como ayer. Escuche sillas reclinarse lentamente, libros caer de las estanterías, vidrio estremecerse, viento pasar por los conductos de ventilación, puertas esforzándose por moverse, el ambiente es excelente para ubicar un cuento de horror. Saliendo al estacionamiento experimenté con los apagadores, oscuro como boca de lobo, de camino al carro, solo el sonido de mis pisadas, volteo alrededor y solo un perro callejero por la esquina, al final de la calle mas oscuridad, sin siquiera luz mercurial; es tétrico, la oscuridad había reclamado su reino al día, tal oscuridad es intimidante, pero a la vez intrigante, intenté curiosear por la calle, pero no me atreví a dar muchos pasos hacia lo intangible. A mi mente llegaron las historias y leyendas que corrían por voces de los obreros, que son los que generalmente se quedan, por ejemplo, la supuesta bruja, se dice que también se aparece por aquí, cosa de lo mas ridícula, ya que seguramente era un zopilote muy grande que le pusieron traje de bruja, solo hay que verlos caminar. Me imagino que vivir en un ambiente como este te puede llevar a la locura, la mente pudiera jugarte una mala pasada y pasar la vida marcado por un suceso cualquiera magnificado por la incertidumbre. No me dejo llevar, subo a mi carro y lo enciendo, un contacto con la realidad, me trae de regreso de mis divagaciones y conduzco hasta la ciudad donde no puedo perderme en la oscuridad. Ya tendré otra oportunidad.

(Imagen: Colección de grabados de “El Cuervo de Edgar Allan Poe” por Gustave Doré)

10 comentarios en “Noches de estudio

  1. La noche entró a grito pelado a tu oficina y se presentó con toda la prole. En casa suele ocurrir, cuando estoy receptivo, como decís, que se mueven las sillas, chillan las puertas del placard o se escucha el ruido apagado de una presencia. Yo creo que son sugestiones pero dudo mucho y duermo con la sabana hasta el cuello esperando algo hasta que el sueño llega inadvertido.saludos

  2. Hola, Hugo:Luego pasa que en los lugares muy viejos hay ruidos muy extraños, como crujidos de paredes o así, que si uno está ahi solo en la noche se muere de miedo. El año pasado me invitaron a dar una plática en La Trinidad, Tlaxcala (un centro vacacional del IMSS que antiguamente era una fábrica de textiles). Te juro que no suelo ser miedosa, y que no creo en espíritus ni demás fenómenos sobrenaturales, pero toda la noche me la pasé oyendo ruidos extraños y no pude pegar el ojo. Me la pasé muy mal, y decidí que nunca regresaría a vacacionar a ese lugar. Por más lindo que esté.Saludos

  3. HugoMe llamó mucho la atención lo que comentas de los ruidos en la soledad nocturna de tu oficina. Sabes? Un tiempo trabajé en un viejo edificio del Centro Histórico de la Ciudad de México, sobreviviente del terremoto de 1985. Y alguna noche mis compañeros se quedaron a trabajar hasta las tres de la madrugada y hubo quienes juraban haber escuchado ruidos extraños, muy extraño,s provenientes del piso superior (en idea totalmente desocupado). En fin, las historias tipo Edgar Allan Poe siempre me han gustado y qué bien lo expresa Gustave Doré en esa imagen que pones. SaludosMarichuy

  4. Una exhacienda en puebla, muchos arboles, much viento…Que cosas me haces recordar, H.El grabado por otro lado, simplemente atindisimo.Besos tetricosA.

  5. vaya, lograste imprimirle mucho romanticismo a una noche de estudio…. me pregunto si asi seria mientras estabas en la universidad o fue la nostalgia xDYo por mas k intento nunca logro enfocarme a estudiar…. veo k juegos me invento para igual aprenderme las cosas pero nada mas…. xDEn fins suerte con el examen eh xD

  6. Mariano:Sin duda, creo que es mas la mente jugando con la percepción, pero quien sabe. Lo que si es quun dia despues de mi post me toco oir pasos en el piso de arriba sin nadie en oficina y con testigo, así que no soy solo yo.Strika:Vaya, como que mientras mas viejo el edificio, mas cosas tiene que decir, lo bueno en mi caso es que me fui de me oficina, pero dormir con tanto ruido seguramente no es nada grato.Habia escuchado tambien de una clinica del IMSS, que tenia un piso cerrado por lo mismo, pero me suena mas a rumor.Marichuy:Me gustan esos viejos edificios, en Monterrey tenemos algunos que entras y parace que estas en los años 60’s ó 70’s, pero casi todos estan en pesimo estado, y me toco un dia despues de mi post escuchar tambien pasos en el segundo piso, pero aun así no me incomodaron, probablemente porque tenia forzosamente que estudiar.Si me encantan los cuentos de Poe, tan humanos y a la vez crudos, como Las Aventuras de Arthur Gordon Pym que la han llegado a catalogar como la version oscura de Robinson Crusoe, y hay partes muy sordidas. Lo de la imagen de Doré, fijate que tuve suerte, tengo varios libros de grabados de Doré, y me tope con este de los cuentos de Poe y me pareció justo.A:Ups, no fue mi intención… pero vaya que son experiencias.Si, me gustan los cuadros de Doré, tengo varios libros con laminas y me encantó la Pelicula de Oliver Twist de Roman Polanski por el simple hecho de basar el arte de la pelicula en la obrá de Doré.Sam:Bueno, recuerdo que estudiaba mucho en la biblioteca de la universidad, y los trabajos en casa, pero no me habia tocado nada tetrico, según recuerdo.Yo tambien, me distraigo por cualquier cosa, por eso me quede en la oficina, pero fijate que tengo el plan de tener un estudio, algo aislado para poder estudiar y leer, para escuchar musica (tengo pendiente la opera “Der Ring des Nibelungen” de Wagner), para concentrarme, y tener un pequeño bar.Gracias, mañana me dan resultados, fue muy tedioso (4 horas) pero se fueron muy rapido.Saludos a todos y gracias por sus comentarios!Hugo

  7. Yo suelo distraerme demasiado, y como el ruido parece no cesar ni en la noche….mis sentidos se quedan apagados.Muy buen relato 😀

  8. Gracias Navi!Si, como tenemos muchas maquinas, generalmente hacen mucho ruido y no le doy importancia.Saludos,Hugo

  9. Los sonidos de la oscuridad son siempre tan curiosos, despiertan en uno desde tranquilidad hasta miedo

    ultimamente he estado durmiendo hasta que se acerca ya el amanecer y cada ruido me encanta

    saludos =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s