Blue Velvet de David Lynch

Blue velvet es al gusto de David Lynch (en este caso un poco menos onírico que en otros trabajos) un filme al estilo Film Noir, con música inspirada en los 50’s por Angelo Badalamenti (eterno compositor de Lynch) muy al estilo Twin Peaks, que al igual que los Coen (me atrevo a hacer la comparación de filmes que tienen gran parecido en la historia pero a la vez son muy diferentes) con “Blood Simple”, “Miller’s Crossing” y “No country for the old men”, guardan ambientes, situaciones y sensaciones entre ellas; en este caso Kyle Maclachlan y Laura Dern (emblemáticos actores de Lynch) buscan pistas sobre una misteriosa oreja cercenada que Jeffrey (Maclachlan) encontró en un terreno cerca de su casa, al ir de camino al hospital a visitar a su padre, el está de regreso después de pasar toda su universidad fuera y se queda encargado de la ferretería que tiene su padre; al llevar la oreja con la policía y estar visitando al detective a cargo conoce a Sandy (Dern) que probablemente ya conocía desde niño, y entre ambos investigan el departamento de una cantante Dorothy (Isabella Rosellini) que es sospechosa, al entrar en casa de ella y estando escondido en el closet, ve a Dorothy desvestirse, y es testigo de cómo Frank (Dennis Hopper) la utiliza, que cargando un tanque con una especie de droga que lo deja eufórico, tiene una especie de regresión sexual. La historia está llena de simbolismos, como la escena de los insectos en el césped, que es un zoom virtual a una escena del suburbio donde vive Jeffrey, donde hay debajo de la supuesta paz y tranquilidad hay un mundo oscuro y violento, la escena es sencilla pero muy visceral y sórdida; la otra es la vela, que cuando hay peligro o maldad se apaga, esto es común en los filmes de Lynch (como el semáforo en Twin Peaks); otra es el zoom in a la descompuesta oreja cercenada en algunas escenas, que sirve como mensaje/transición de escena, y que al final tiene un zoom out, en esto se puede ver como Jeffrey, en cierto momento se identifica con Frank, y como dentro de cualquier persona, sencilla, humilde, honesta, se esconde un ente malvado, un pervertido, un sodomita. Bien por Lynch, recomiendo ampliamente la película.

Aparte la canción, a pesar que se escucha como las de tiempo de Liberace, esta pegajosa, por ahí la ando tarareando de vez en cuando…

“She wore blue velvet
Bluer than velvet was the night
Softer than satin was the light”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s